• Home
  • Blog
  • Cómo identificar si un niño sufre violencia en la escuela

Blog

Cómo identificar si un niño sufre violencia en la escuela

By World Vision Perú
Violencia Escolar

El bullying continúa siendo uno de los problemas más graves durante la etapa escolar de nuestros hijos. Las constantes palizas, insultos y humillaciones de diverso tipo por el solo hecho de ser diferente a los demás aún son el pan de cada día en primaria y sobretodo en secundaria.

Pertenecer a un grupo étnico distinto, ser de una clase social más baja, practicar un credo diferente al de la mayoría, son algunos de los motivos por los que niños, niñas y adolescentes sufren maltratos por parte de sus compañeros.

Lo que tienen en común quienes lo sufren es que suelen mantenerlo en secreto. A veces se da porque tienen vergüenza o porque tienen baja autoestima y no saben defenderse. Otro de los motivos del silencio es porque sienten que nadie les creerá. Por ello, la detección temprana es clave para evitar daños psicológicos graves y permanentes. 

Hay que tener en cuenta que, en algunas ocasiones, el abuso no termina al llegar a casa, puede continuar en las redes sociales. Así se multiplica el número de espectadores y de hostigadores. Por eso es importante que los padres tengan acceso al celular, correo electrónico y a los perfiles sociales (si los tuvieran) de sus hijos.

Aquí algunos signos que puede mostrar tu hijo si sufre de bullying en su centro de estudios.

  • Cambios de comportamiento:

Normalmente, el menor no quiere ir al colegio, se muestra nervioso cuando debe hacerlo, falta a clase o regresa en cuanto puede a casa. El fin de semana está bien y el domingo por la noche empieza a sentirse mal emocionalmente. Abandona sus aficiones. Deja de hablar en casa o responde con evasivas. Baja el rendimiento escolar. Está triste, muestra cambios de humor, contesta mal, sufre arranques de cólera.

  • Signos materiales:

Al niño o niña se le rompe o "pierde" habitualmente el material escolar o la ropa y no sabe cómo explicarlo. Pide dinero a sus padres para poder dárselo a los acosadores (el chantaje es muy típico).

  • Problemas de salud:

El niño sufre mareos, dolores de cabeza y estómago, sensación de asfixia u opresión en el pecho, temblores, palpitaciones, alteraciones del apetito o del sueño. Es habitual que los padres lleven al niño al médico y se le practiquen pruebas, sin que se dé con el origen de los síntomas, porque la causa es psicológica.

Fuente: elmundo.es

 

Redes sociales